Dijo más en pocas palabras



Había extraviado su olor hasta hoy, cómo pudo el rastro haberme engañado, si muy al fondo de mi cabeza seguían los surcos de su fragancia, y en mis párpados su imagen indeleble. Serán misterios del camino; pero por maravillas del destino, abrí la ventana y esa vieja sonata entro por mi nariz, colonizando recuerdos tan vivos que permanecían dormidos por la falta de sus caricias peculiares. Ella sin pronunciar mi nombre, dijo más en pocas palabras, lo que mi corazón le faltaba.

@rafaelnadalsimo

Facebook Feed