Alma de Papel Corazón de Tinta


Que sería la voz sin las palabras, y las letras sin las estrellas, que vacía sería la noche sin la constelación frente a los balcones del amor, llevando una sonrisa en las aguas sagradas, donde aprendemos día a día a ser alguien en la vida, cumpliendo las batallas de nuestros sueños, defendiendo la oración de nuestros deseos, hasta alcanzar lo sublime que representa la naturaleza humana, llegando a la esencia, para ser humildes y sencillos, al bajar del pedestal del orgullo, al brindar los hilos de nuestra infancia, volviendo los años en más que pajas del intelecto, sin olvidar quien somos sin el disfraz, que vestimos con nuestro mejor zapato, para salir a luchar por los anhelos, sin echar a un lado el prójimo que nos acompaña en nuestra gran travesía de vida. Todos vamos al mismo lugar, aunque no nos sostengamos de la mano.



@rafaelnadalsimo