Como las lunas y el paraíso tu espiga se sumerge por los hilos del mar, tocan las ansias del anochecer que brilla en dos estrellas renombrar la isla de tu pierna, como la asamblea de tu corazón se refugia el cielo a tu nombre bendito, fogarada alevosía emerge el semblante y esa iluminada carcajada.



Así pasa la madrugada recostado de tu regazo, escribiendo sobre el badén de tu dorso, líneas de un poema que nace en tu vientre. Mis manos se desplazan sobre tu belleza, emanas un inmenso calor en mi boca, una sed terrible de beberte toda. Absorbes mis murmullos, retuerces mi respirar y despacio tus ojos se acuestan con los míos, formando una palabra, un solo cuerpo en un mismo ritmo cardíaco, en una misma identidad nos reflejamos, te miro a través de mi rostro, somos acuarela esplenderse al tacto que cosquillea adentradas sensaciones resbalarse como gotas de sudor por las curvas de nuestros dedos, dejando huellas e historias, desbordando fuego y locura
con tu voz a mi corazón.


Facebook Feed

Instagram Feed

@rafaelnadalsimo