Dos caras

Somos nuestro compás del bien y el mal.
-Balanza continúa y reloj de arena de dos caras-
Conductores del destino en circuitos de carrera cerrados.
Exploradores del mundo y a la vez exterminadores.
-Estamos capacitados para elegir nuestro timón-
Y asimismo caemos, nos perdemos y al final un milagro
nos salva porque luchamos tanto que dentro encontramos
una razón por la cual no abandonar ni dejar que el destino
nos asuste en un laberinto de sufrimiento, llanto e indecisiones
que pensamos que eran las correctas...
Al final todo tiene solución; sólo falta persistencia y paciencia.




@rafaelnadalsimo