Bésame


Acaso no has visto cómo se pone mi piel simulando 
a las de las aves cuando rozo mis labios con los tuyos.

Acaso no ves como esa adicción me roba la 
imaginación y planta una sucursal del mismo paraíso en aquel pequeño 
gran espacio que creamos cuando nos juntamos.

 Acaso no es suficiente prueba 
mi improvisación de movimientos y 
mis ojos cerrados queriendo 
que ese momento eternice en fracciones de segundos.
Acaso no percibes a lo largo pero tan saliente de 
mi pecho al corazón hablando con sus latidos y 
exclamando cuán rápido me derrito.

No es necesario que digas algo pues tus palabras han sido gritadas con ese beso, 
esa acción ancestral que el hombre invento y que afortunadamente la globalización, las guerras, el hambre y la injusticia no tienen patentes para exiliarla de cada ser humano, ese descubrimiento que no conoce fronteras más, une a dos almas que fingen creer que son su otra mitad más no sabiendo que siempre han sido la misma, ese acto que está incluido en la lista de aquel ladrón de besos que acecha a su presa creyendo que le priva de algo más no sabiendo que su acción podrá 
crear riqueza en aquella persona, un Beso.

Facebook Feed

Instagram Feed

@rafaelnadalsimo